“En la inevitable llegada del Otoño”   

“El pasado siempre está presente” Maurice  Maeterlinck

En la inevitable llegada del Otoño De Pablo Viollaz

La familia es el núcleo fundamental de toda sociedad, donde cada individuo, unido por lazos de sangre logra desarrollarse. Es en este contexto, que empieza desde la infancia, donde el hombre y la mujer adquirieren destrezas y valores que lo ayudarán a superarse; así, los conocimientos aprendidos de sus padres y demás personas de su entorno familiar, serán los modelos que necesitará  para fortificar su identidad. Otro dispositivo, es la aceptación de los hijos  con sus cualidades y defectos; eso también les permitirá reconocer sus errores y repararlos. Todos estos ingredientes compartidos en el seno familiar, formará a mejores personas y hogares sólidos. Pero, ¿qué pasa  cuando el tiempo va transcurriendo y esto no sucede?


“En la inevitable llegada del Otoño”, es la obra de teatro de Pablo Viollaz, que plantea, justamente lo contrario a lo expuesto. Por eso, la podemos considerar como una fehaciente muestra generacional de conflictos, muy actual, mostrando una realidad dura, en donde las dificultades familiares son la base de la construcción diaria y donde el pasado acude inevitablemente, resistiéndose a curar sus heridas. Pero, lo bueno es que siempre, hay un lugarcito para el amor.

Margarita, Lorenzo, Mariano, Gloria, Máximo y Luís, son los miembros de ésta familia que no funciona como debería. La madre, Gloria (Susana Beltrán), vuelve a la casa después de una internación para festejar su aniversario de casada;  el padre, Luís (Nestor Rosendo), quiere homenajearla y decide juntarlos a todos; uno de los hijos, Mariano (Adrián Tórtora), se siente despechado por la traición de su hermano; la hija, Margarita (Flor Inchauspe), afirma que está olvidada por todos y va a dejarles una sorpresa; el otro hijo, Máximo (José Cremona), sufre por sus problemas personales y sus remordimientos; el tío, Lorenzo (Alejo Olabor), es el único que trata de pasar lo mejor posible y de incentivarlos para que lo sigan. Ellos, alguna vez pensaron que lo que hacían  era lo mejor; pero, no siempre las cosas salen como uno las desea. Las culpas y los reproches afloran continuamente, igual, lo interesante, es que el amor de raíz de Gloria y Luís está intacto, dándole a su entorno un ejemplo a seguir. El final, es muy emotivo y esperanzador.

El texto y la dirección de Pablo Viollaz, nos obliga  a hacer una introspección, a mirar nuestro interior y pensar en nuestras acciones. Seguramente, muchos nos sentiremos, en partes, reflejados y esto nos ayudará a recapacitar; otros, dirán que no se sienten identificados pero, innegablemente, algo habrá que los hará reaccionar. Los temperamentales roles de Flor Inchauspe, Alejo Olabor, Néstor Rosendo, Adrián Tórtora contrastan con la dulzura de Susana Beltran, y la ternura de José Cremona. Dejándonos un sabor agri-dulce a cada uno de nosotros. Muy buena es la calidad interpretativa de los actores, ya que le aportan a cada personaje una dosis de ambigüedad destacable, jugando permanentemente con la tranquilidad y la hostilidad. El vestuario y la escenografía (Maite Corona),  denotan  claramente la personalidad y el estilo de vida de los protagonistas, dándole máxima credibilidad a la puesta. El equipo técnico-artístico, nos brinda eficacia desde todo punto de vista.

Recomendamos, particularmente, éste hecho teatral porque su contenido de base contiene una gran sensibilidad, rodeado de dóciles artistas que marcan muy bien sus diferencias actorales y por sobre todo, por la importancia que le dan al amor familiar a pesar de sus inumerables defectos. Verla es conmoverse, reírse, recordar, anhelar, pensar, imaginar, existir…. EMOCIONALMENTE RECOMENDABLE.                                                                                             

                                    Redactora: Estela Gómez

                                                                                                                                        30/05/2015


Ficha técnico- artístico

Autoría: Pablo Viollaz

Actúan: Susana Beltran, José Cremona, Flor Inchauspe, Alejo Olabor, Néstor Rosendo, Adrián Tórtora

Vestuario: Maite Corona

Escenografía: Maite Corona

Iluminación: Agustín Coronel

Prensa: Tehagolaprensa

Dirección: Pablo Viollaz

Duración: 95 minutos

 

TEATRO DEL ARTEFACTO

Sarandi 760- Capital Federal - Buenos Aires - Argentina

Teléfonos: 4308-3353

Web: http://www.teatrodelartefacto.com.ar/

Entrada: $ 100,00 / $ 80,00 - Sábado - 20:30 hs


Escribir comentario

Comentarios: 0