EL REGRESO (Historia de una traición)

 

EL REGRESO (Historia de una traición)                       

                                                                     de Brian Friel

 

Living Quarters (Vivienda) es el título original de esta obra rebautizada aquí como El regreso (Historia de una traición) del dramaturgo irlandés Brian Friel, fallecido en 2015, que no recibió el premio Nobel de Literatura como erróneamente consigna el programa de mano, pero que es considerado entre los mejores autores teatrales contemporáneos en lengua inglesa. Sus obras han tenido considerable éxito tanto en escena como en versiones cinematográficas aunque ha sido poco representado en nuestro país.

El argumento de El regreso gira en torno a un militar que vuelve a recibir en el pequeño pueblo irlandés donde vive un merecido homenaje por haber protagonizado acciones heroicas en una misión de las Naciones Unidas. El reencuentro con sus hijos y su joven y reciente esposa destapa conflictos tanto presentes como anclados en el pasado familiar que le sirven al autor para indagar en torno a la culpa y a la responsabilidad de las acciones que los personajes deciden realizar.

El texto roza por momentos algún costado humorístico pero desde el comienzo se adivina el final trágico. El mayor acierto del autor, más allá de lo meramente literario que es muy bueno, es el mecanismo que elige para contar la historia. Así, Friel incorpora un personaje (El Señor) que actúa tanto como corifeo, informándonos de los antecedentes de cada situación y haciéndose cargo de las elipsis, como de una especie de director de escena, incluso discutiendo con los protagonistas. La construcción de la obra remite inevitablemente a los Seis personajes…de Pirandello, pero el tratamiento de Friel es diferente y muy efectivo.

Agustín Alezzo tuvo a su cargo la dirección y la adaptación del texto y volcó la enorme experiencia teatral de su dilatadísima carrera en esta obra, cuyo autor no le era desconocido (ya había dirigido a Norma Aleandro en otro trabajo de Friel). El elenco, Carlos Kaspar (El Señor), Claudio Amato (Charlie), Alejandro Fain (Frank), Sol Fassi (Tina), Bernardo Forteza (Padre Tom), Stefania Koessl (Anna), Lorena Saizar (Helen), Federico Tombetti (Sean) y Magela Zanotta (Myriam) lo acompañaron con eficacia y profesionalismo logrando una versión ágil de una obra infrecuentemente extensa por estos tiempos.

La escenografía es simple y bien resuelta dentro del amplio escenario del CC 25 de mayo. Iluminación, vestuario y musicalización están en el buen nivel que la producción exigía.

Una buena oportunidad para acercarse a este gran autor irlandés, poco conocido en estas playas.

 

ALTA RECOMENDACIÓN

                        

Redactor: Nicolás Decia

 

Vista el 7/9/2017

 

Ficha técnico artística

ELENCO:
Carlos Kaspar, Claudio Amato, Alejandro Fain, Sol Fassi, Bernardo Forteza, Stefania Koessl, Lorena Saizar, Federico Tombetti y Magela Zanotta   
EQUIPO CREATIVO:
Dirección: Agustín Alezzo
Asistente de Dirección: Edgardo Millán
Escenografía: Marta Albertinazzi 
Adaptación Escenográfica: Jorge Ferrari
Asistente de Escenografía: Luciana Uzal 
Diseño de Vestuario: Analía Morales
Iluminación: Chango Monti
Asistente de Iluminación: Magdalena Berretta Miguez
Música: Grupo The Oxers + The Border Reivers
Productor Ejecutivo: Ezequiel Procopio
Traducción de Texto: Marina Durañona
Producción Artística: Sebas Rojas

 

 

Funciones: de jueves a domingos, 20:30 h..
Lugar: Centro Cultural 25 de Mayo (Av Triunvirato 4444, CABA)
Reservas: boletería del teatro (todos los días de 11 a 21 hs.) o reservando vía internet en la página del complejo www.cc25.org 
Entradas: platea $250, pullman $200 | jueves día popular: 25% desc.
Duración
: 120 min., con intervalo de 10 min.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Fake Human (jueves, 19 octubre 2017 01:55)

    The third floor, named Center 23, acts as a full-service training facility complete with a gym, locker room, and two Jordan Standard games– interactive display-based grid tests that measure each player’s agility level compared to Michael Jordan’s.